lunes, 11 de febrero de 2013

Tortitas, crepes y obleas en el micro

Crepe de sarraceno con crema de chocolate



 Mi primera entrada es para justamente lo último que he terminado hoy, pero como el resto de entradas se las traen, empiezo por la fácil. 

 Andaba yo midiendo a casi ojo la capacidad de absorción de las harinas sin gluten y su comportamiento con el calor, cuando me topé con una linda casualidad: hago la mezcla de arroz, la meto en el micro, sale, me la como, y... estaba buena!!! así, sin sal ni ná. Más tarde, hago lo mismo con el trigo sarraceno y... hummmm. Así que aquí estoy, para enseñaros las cosucas que me he comido hoy: super sin, sólo agua y harina, sin nada más añadido. Es además una receta express ideal para cuando no tienes pan y necesitas improvisar...




  TORTITAS, CREPES Y OBLEAS DE ARROZ

Unas tortitas de arroz rellenas de queso de arroz para untar (ñam!)

 Ingredientes:

 Harina de arroz
 Agua

 Proporciones para la mezcla: mantener una relación tipo 10 gr/15 ml

*Si se pone más proporción de agua también se puede hacer, pero si se desean hacer gruesas no salen. En cambio con estas proporciones se pueden hacer finas, extra finas y gruesas.

 Yo para las pruebas usé: 30 gr/45 ml que rinde para una torta y un crepe. Haced vuestras cuentas, aunque total, con lo rápido que se elabora si queréis más, siempre estáis a tiempo.

Crepe de arroz, muy flexible.


 Preparación: 

 Se hace la mezcla, batiendo en dos tandas para que ligue mejor. Y ya está. Sólo queda dar el grosor deseado:

 - Para tortitas gruesas: extender una capa gruesa sobre un plato hondo (o un molde apto para el micro) procurando que tenga unos 3 mm de grosor. Poner en el micro a máxima potencia más o menos 2 1/2 minutos. 

 - Para crepes: con una cuchara hacer caer la masa sobre el centro del plato (que puede ser llano) o molde y dejar que se vaya extendiendo por sí sola a lo ancho de la superficie. Poner en el micro a máxima potencia 1 minuto.

 -Para obleas (papel de arroz): con una cuchara dejar caer la masa sobre el centro del plato y antes de que ocupe el primer tercio de la superficie parar y girar el plato volteándolo en el aire para que la masa se siga extendiendo hacia el exterior y quede muy fina. Poner a potencia media-alta en el micro 1/2 minuto.

 Observaciones: 

 1- Hay que tener cuidado de que no se sequen mucho en el microondas, ajustad los tiempos a vuestro aparato. Es mejor parar antes y volver a ponerlo que secarlo pues se queda pegado al plato y se rompe. 

 2- Para sacarlos del plato es mejor esperar a que enfríen (si no queremos quemarnos y que cuarteen), pasar después un utensilio plano y fino (como un cuchillo) por el borde para levantarlos y a continuación despegarlo con cuidado.

 3- Por el contacto con el aire se secan, de manera que si se quieren conservar blandos es mejor taparlos con un film. Si ya han quedado secos y duros se pueden volver a hidratar rociándolos con agua. 

4- De sabor son prácticamente insípidos, pero casan mejor con lo salado que con lo dulce.





TORTITAS, CREPES Y OBLEAS DE TRIGO SARRACENO

Tortita de trigo sarraceno.


 Harina de trigo sarraceno
 Agua

 - Proporciones para la mezcla de las tortitas: mantener una relación tipo 10 gr/10 ml
 -Proporciones para la mezcla de las crepes y obleas: mantener una relación de 10gr/15ml.

 Yo para las pruebas usé: 30gr/30 ml, que da para una tortita gruesa y 30 gr/45 ml que da para 6 crepes pequeñitos.


 Preparación: 

Un bollito de trigo sarraceno sobre una oblea también de sarraceno.


 - Para tortitas gruesas: extender una capa gruesa sobre un plato hondo (o un molde apto para el micro) procurando que tenga unos 3 mm de grosor. Poner en el micro a máxima potencia más o menos 1 minuto. 
   Si se desean hacer más gruesas, como bollitos planos para emular el pan (1,5 cm, por ejemplo), poner entonces 1 1/2 minuto a máxima potencia.

 - Para crepes: con una cuchara hacer caer la masa sobre el centro del plato (que puede ser llano) o molde y dejar que se vaya extendiendo por sí sola a lo ancho de la superficie. Poner en el micro a máxima potencia 1 minuto.

 -Para obleas: con una cuchara dejar caer la masa sobre el centro del plato y antes de que ocupe el primer tercio de la superficie parar y girar el plato volteándolo en el aire para que la masa se siga extendiendo hacia el exterior y quede muy fina. Poner a potencia media-alta en el micro 1/2 minuto.

 *Observaciones:

 1- Pese a que la harina de trigo sarraceno confiere un sabor muy fuerte en los panes, en esta mezcla el sabor resultante es sorprendentemente suave. A quien tenga trigo sarraceno y no le guste adicionado en el pan, y no sepa qué demonios hacer con la harina... pues que haga estas recetas. Los crepes y las obleas son prácticamente insípidos, y las tortitas, muy suaves. Casan bien tanto con dulce como con lo salado.

 2- Las observaciones 1, 2 y 3 con respecto a la receta de arroz son también válidas para el trigo sarraceno.
Se desprenden pasando primero un utensilio plano por debajo de los bordes.



  Y ahora... con qué las acompañaríais vosotras???? Yo me he dado el gustazo de comerlas con queso de arroz para untar, que está tan rico como cualquiera de vaca (mucho más caro, claro). Estaba deseando probarlo y me ha encantado.


Tortitas de arroz a los extremos y una de sarraceno en el centro, untadas con queso de arroz.


 Y para cenar... enrollados con guiso de calamares:









12 comentarios:

  1. Otro blog!! Tenías la necesidad, claro, jajaa. Tienes mucho que decir!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Necesidad imperiosa, jajaja
      Gracias por el primer comentario. Un besote

      Eliminar
    2. Bienvenida.
      Ya te he puesto en la lista del reto.
      Saludos

      Eliminar
  2. Jo, lo que se puede hacer con harina y agua. Impresionante!! :))
    Te sigo y aprendo contigo :))
    Bsotes,
    Sonia

    ResponderEliminar
  3. Impresionada también me quedé yo. Espero que la receta te sirva, Sonia. Besos

    ResponderEliminar
  4. ¡¡supermegasocorrido!!.. Que bueno... pues precisamente andaba yo, hace un momento, escribiendo un post para el domingo y pensando... ¿Y a quién le puede servir esto que he hecho sin na.. de naaa? Mira tú por donde...
    Pues ya tengo introducción a la receta.. ¡me voy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, y me dejas en ascuas? tendré que esperar al domingo!
      Verás como le sirve a mucha gente, somo mucha gente con menú de aire, jaja.

      Eliminar
  5. Impresionante!. Si, claro, todos sabemos que los primerísimos panes, hace 5.000 años, se hacían mas o menos asi, sin el microondas, claro. Pero una cosa es saberlo y otra hacerlo y que salga bien. He ahí los resultados de emprender una investigación seria sobre el uso de las diferentes harinas sin gluten.

    Por supuesto, corro a poner el link a la receta allá y mas allá. Y a añadir el blog entre los mas interesantes, amigos o como se quieran llamar

    ResponderEliminar
  6. jajaja, muy bueno Olmar. Hace 5.000 años tenían que dejar reposar mucho las masas, no? y procesar ciertas harinas para que no se estropeasen (como el maíz). Seguro que tú sabes muchísimo más de estas cosas, yo en historia culinaria ando pez, pez.
    Me alegro de que te guste el blog y la receta. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Estoy pensando: esto para la dieta paleo vendría muy al caso, no? jajaja

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena por el blog y pro la receta!! que vaya ,vaya lo que consigues hacer solo con harina y agua! ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Qué receta tan apañadica, la verdad es que es socorrida y fácil. Beso

    ResponderEliminar